BeautyMake upReviews

Reseña: Sombras en crema de la línea Colorstay de Revlon

Hace un tiempo les mostré en Instagram que tenía para probar las nuevas sombras en crema de Revlon y a muchas de ustedes les gustaron. En este post les muestro 5 tonos y les cuento mi opinión.


Las sombras en crema siempre me gustaron, entre otras cosas,  por las posibilidades que brindan y por lo fácil que es hacer un look básico con ellas. Revlon trajo al país hace poco las Colorstay Cream Eye Shadow en 6 tonos y yo probé 5 de ellos:
– 705 Créme Brulee: champagne. Dorado suave con rosa (pero no llega a ser rose gold).
– 720 Chocolate: yo diría chocolate con leche. 
– 725 Honey: dorado bien amarillo.
– 750 Vanilla: blanco escarchado.
– 755 Licorice: gris azulado.
Se los muestro en detalles y luego los swatches:


La textura es muy agradable, porque son cremosas pero muy livianas. La aplicación es sencilla y también esfumarlas con el dedo o con pincel. A diferencia de otras sombras en crema que probé, el acabado es muy fino sobre la piel y no se generan los pliegues que llamo “rollitos” y que a lo largo de día dejan un efecto desagradable sobre el párpado.
La pigmentación es buena pero, al ser tan livianas, hay que trabajarlas un poco si quieren una cobertura mayor. De todas formas creo que el propósito de la marca fue crear un producto ligero y diferente de otros en el mercado. Quienes gusten de las sombras compactas y con cobertura muy alta, seguramente no quedarán satisfechas. En mi caso, celebro que no se craquelan ni generan oleosidad en mi párpado, que no siempre recibe bien las sombras en crema.

La duración es muy buena. Utilicé las sombras con y sin primer y en ambos casos me duraron todo el día laboral. La marca se animó a incluir un elemento de esos que suelo no utilizar: un pincel. Forma parte de la tapa y, para mi sorpresa, permite levantar una buena cantidad de producto y las cerdas son suaves. Punto para Revlon por incluir una herramienta útil y que está “atada” al empaque.

 El packging es redondo, de vidrio y con tapa negra, de buena calidad y peso.  El tono viene indicado en la base con un sticker, pero solo el número. En la tapa encuentran el pincel que les comenté.

Cómo se pueden usar:

  • Como primer, debajo de una sombra en polvo. La sombra en crema genera una base que sostiene mejor el polvo y además aporta un color que permite combinar ambos tonos y crear algo nuevo.
  • Arriba de otras sombras (más que nada los tonos metálicos), para iluminar y dar ese resplandor que hace efecto cuando le da la luz.
  • Solas, como único producto sobre los párpados. Es mi forma favorita de usarlas, porque quedan lindas y es muy fácil aplicarlas y que queden bien esfumadas.
    Les recomiendo que al usarlas las mantengan tapas o boca abajo, para evitar que se sequen. Es algo q tener en cuenta con productos en crema en este tipo de envases

La verdad es que me gustan muchos las Colorstay Creme Eye Shadow de Revlon, porque superan ampliamente a otras sombras en crema de la marca que probé antes (de paletas, por ejemplo). Su textura y aplicación sencillas hacen que se diferencien de otros productos similares en el mercado y los tonos son clásicos y totalmente usables.

Ya las probaron? Qués les parecieron?

2 Comments

  1. Tengo muchas ganas de probarlas! gracias por la reseña, no se encuentra mucha información de momento sobre este producto concreto y a mi me parecen super bonitas y prácticas. Ahora ya sin duda, las probaré 🙂

Tus ideas y comentarios son importantes!